¡Hola de nuevo mis mamis baulukeras! Una de las cosas que más alerta me mantiene del cuidado diario de Lucas (y de los mayores cuando eran bebés), es mantenerle la piel del culito sin irritaciones.

La verdad es que hasta ahora no se me ha dado mal (o he tenido suerte) y mis niños han mantenido prácticamente siempre la piel del culito sana. Así que quiero daros mis “sota, caballo y rey”, por si os pueden venir bien.

1.- Mantener la piel de la zona del pañal siempre seca. Esto es esencial; por lo que es necesario cambiar el pañal a menudo para que no se le acumule la humedad y cuando bañamos a nuestro bebé, secar bien los pliegues de su piel, con una toalla o con un tissú, siempre a toquecitos, para no irritarle.

2.- Limpiar su zona genital con una esponja, agua limpia y gel.  Esto sería lo ideal, pero reconozco que por varios motivos no me resulta nada operativo, por lo que tiro de toallitas. Y aquí es donde quiero pararme y hacer hincapié en las toallitas de Calenduflor que he descubierto gracias al sello de calidad de Madresfera. Me ha llamado la atención sobretodo su agradable olor natural (nada químico, no como las toallitas que utilizaba habitualmente). Además tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

3.- No soy amiga de embadurnar a los niños en crema esta zona del pañal, pienso que la piel tiene que transpirar. Pero sí que es aconsejable, por lo menos una vez al día, aplicar una fina capa de crema protectora a toda esta zona para evitar el desarrollo de bacterias. Como os decía antes, gracias al sello de calidad de Madresfera también he conocido la crema de caléndula Calenduflor baby que al igual que las toallitas, tienen un olor súper agradable y  las mismas propiedades antibióticas y antiinflamatorias, gracias a su composición.

20170621_205351[1]

Aún así, queridas mamás, y las que no sois primerizas lo sabéis, es inevitable que alguna vez nuestro bebé sufra la dermatitis del pañal, sobretodo en la época de la dentición o si contraen algún virus estomacal, como le pasó a Lucas hace unos meses. ¿Sabéis cual ha sido mi remedio infalible en estos casos extremos? En cada cambio de pañal, después de limpiar y secar bien la zona genital, le he aplicado con una gasa limpia, Mercromina. Este remedio me lo dio una enfermera en el hospital una vez que mi R1 tuvo gastroenteritis y tenía el culito en carne viva y fue mano de santo oye.

Y volviendo al sello de calidad, paso a realizar mi particular valoración de los productos Calenduflor de laboratorios Dhu.

Textura: 4. La crema es muy suave, incluso a mí me parece demasiado, pero eso puede ser porque estoy acostumbrada a usar para esta zona pasta de agua y no crema. A Papádelucas, en cambio, le ha parecido perfecta.

Olor: 5. Me encanta. Un olor súper agradable y natural.

Calidad: 4. Tanto las toallitas como la crema pienso que son de muy buena calidad. Aunque puestos  a mejorar el envase de las toallitas, preferiría que el cierre fuera de clic y no de pegatina.

Composición: 5. Fabricado a base de extracto de caléndula cuyas propiedades protegen y recuperan la piel.

Y esto es todo por hoy bonitas mías ¿Tenéis vosotras algún remedio infalible para la dermatitis del pañal que nos pueda venir bien saber?

Besazos mil.

El Baúl de Lucas.