¡Hola de nuevo mis bauluker@s! Por aquí os dejo la receta de un postre que ya he hecho un par de veces y siempre con mucho éxito.

Además es sencillísimo, rápido de hacer y digestivo. Eso sí, recomiendo hacerlo el día de antes al que se vaya a servir para que dé tiempo a que la gelatina se cuaje bien.

Ingredientes:                                                                                           20161224_110953[1]

  • Un vaso de agua
  • Un sobre de gelatina de naranja
  • El zumo de una naranja
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 400 ml de nata líquida

Echamos el vaso de agua en un cazo y lo ponemos al fuego. Esperamos a que hierva y poco a poco, sin dejar de dar vueltas, vamos echando el resto de ingredientes. Cuando ya los hayamos echado todos, le damos otro hervor y listo. Los vertemos en los recipientes donde los vayamos a servir, esperamos a que enfríen y seguidamente al frigo, hasta el día siguiente.

Al principio es una mezcla perfectamente homogénea, pero a medida que se va enfriando, la gelatina se queda en la parte de abajo del bol donde la hayáis servido, y la nata en la parte de arriba (de ahí el nombre de “mágica”, jeje).

En el momento de servirla siempre se puede decorar con nata montada, sirope, crocanti… o lo que el comensal guste que para eso será el que se la coma, jeje.

Por aquí os dejo vídeo que he colgado en nuestro canal de Youtube para que lo veáis más claro, aunque como os he comentado antes, complicación 0.

¡Disfrutadlo!

Besazos mil.

El Baúl de Lucas