¡Hola de nuevo! Hoy os explico cómo por fin he logrado solucionar uno de mis quebraderos de cabeza (nunca mejor dicho) y es que entre que mi pelo no es ni liso ni rizado, que tengo mucha cantidad y que cada minuto de mi día a día es valiosísimo porque mis príncipes los ocupan casi todos, estaba loca por encontrar una solución para poder estar presentable sin tener que echar media tarde en peinarme, ya que cada vez que me lavaba el pelo tenía que hacer una planificación en toda regla porque entre lavado, secado y planchado (parece que estoy hablando de la colada, jeje) perdía mucho tiempo… Y ya no os cuento en verano, en la piscina o en la playa. Me convierto en la mamá “jedionda” que nunca se quiere mojar la cabeza porque se ha planchado el pelo justamente el día de antes…

Os cuento, con el tratamiento de taninoplastia con queratina de Artego he conseguido:

  • Eliminar el crespo
  • Crear un “efecto memoria” que reduce rizos y ondas
  • Reestructurar los cabellos en profundidad
  • Aportar una hidratación total
  • Conseguir más luminosidad para el cabello
  • Protegerme de los rayos UV

Me lo han hecho mis peluqueros de siempre, Peluqueros Casablanca, en la calle San Juan de Mérida. Por poner alguna pega… es que se me hizo muy largo, ya que estuve 5 horas en la pelu ¡ya no sabía ni cómo sentarme! Aunque con el tiempo que me voy a ahorrar los siguientes meses en arreglarme el pelo creo que me va a merecer la pena.

Así llegué a la peluquería:

20160620_091157[1]       20160620_091209[1]      20160620_091215[1]

Lo primero, antes de aplicar el producto, me lavaron el cabello. Seguidamente me aplicaron el producto mechón a mechón, empezando por la nuca y acabando por la zona del flequillo.

20160620_104415[1]`    20160620_104435[1]     20160620_104545[1]

Una vez aplicado el producto por todo el cabello, lo dejamos actuar durante unos 20 ó 25 minutos. Seguidamente, me quitaron la humedad con el secador, y una vez seco me pasaron la plancha por mechones pequeños. En mi caso, como tengo las mechas, pusieron la temperatura a 180/190 grados, para que no sufriera tanto el pelo (mi Feli siempre tan cuidadosa y profesional, jeje). ¡Por cierto! ¡Cerrad los ojos mientras os planchen el pelo y que os dejen una mascarilla! Yo me confié y tuve picor de ojos durante veinte minutos por lo menos por culpa del vapor que de…

20160620_111031[1]     20160620_113520[1]     20160620_124721[1]

Bueno, pues una vez planchado me lo aclararon bien y me aplicaron el acondicionador correspondiente al tratamiento.

20160620_132730[1]

Y por último me lo secaron con secador a mano, sin usar ni siquiera cepillo. ¡Aluciné con el resultado!

20160620_133513[1]     20160620_134008[1]     20160620_135404[1]

La verdad es que lo que realmente estaba deseando era pasar la prueba de fuego, y es que después de 3 días sin poder mojármelo llegó el momento de lavármelo en casa y secármelo yo misma… Las siguientes fotos son de una semana después, con dos lavados y dos chapuzones de piscina encima… Ah! y sólo me pasé el secador un par de minutos para quitarme un poco la humedad. Estoy encantada.

20160628_110628[1]     20160628_110533[1]     20160628_110443[1]

Besotes a todas y ya sabéis, si tenéis el mismo problema que yo tenía, la taninoplastia es una muy buena opción.